¿REALMENTE HAY CONFIANZA CON NUESTROS HIJOS?

“Quien asume riesgos inevitablemente acaba teniendo y logrando más. La única equivocación que existe aquí es el no intentar, no existen los errores del pasado ni del futuro, solo existen los errores de no intentarlo AHORA”.

DANIEL HABIF

Amarlos pero con responsabilidad, son parte de nosotros y sólo queremos rodearlos de mucho amor y velar para que no les falte nada y sean eternamente felices, pero, un día crecen y no nos damos cuenta de ello, hasta que de repente nos comunican que tienen intereses propios y planes a futuro.
Hola, mi nombre es Jane Alexandra Rangel Ramírez, soy mamá de dos maravillosos adolescentes de 23 y 17 años de edad, he de aceptar que no es una tarea fácil a pesar de realizarla con amor, sin embargo he tratado que este amor no me ciegue ante situaciones difíciles que se dan en su proceso de crecimiento, cuando de niños pasan a ser maravillosos adolescentes apurados en conocer nuevas aventuras, porque, definitivamente el amor hacia los hijos es el más puro y sincero que podemos sentir.
De niños nos contaban todo, de adolescentes no nos cuentan nada, como padre o madre tenemos un ideal, convertirnos en su mejor amigo y que nos cuenten todo lo que les sucede, de jóvenes experimentan cambios importantes y rápidos y no sólo hablamos de cambios físicos, sino los más importantes, los emocionales, y es aquí, cuando nos vemos frente a este abismo y surge la pregunta… ¿realmente hay confianza con mi hijo y puedo brindarle una orientación adecuada?
Esta duda surge, cuando creo y reconozco que como padres somos los más indicados, porque, quién mejor que nosotros para aconsejarles, logremos sabiduría y obtengamos entendimiento, esto nos dará grandes virtudes para ayudar a nuestros hijos y encaminarlos hacia una vida adulta responsable, porque conocerlos nos ayudará a motivarlos e inculcarles valores sólidos y tan profundos que los llevarán a ser chicos exitosos seguros de sí mismo, jóvenes que no se dejen llevar por la banalidades que este mundo tan globalizado ofrece.
Pero, ¿qué sucede cuando nuestros adolescentes quieren salir a conocer un mundo diferente? Nuevas aventuras, donde papá y mamá no están presentes para vigilarlos, realmente como papás puede ser un momento difícil, pero, también puede ser el más preciso para tener el mejor diálogo con ellos, dejemos a un lado el autoritarismo y el “porque yo lo digo” y demos también razonamiento a nuestros hijos.
Ciertamente, escucharlos y tomar en cuenta su opinión es la mejor forma de conocer su mundo, tampoco podremos impedir que se equivoquen, si los conocemos de una forma realista, podremos ayudarlos en lo que necesitan, esta labor de crianza es un desafío tan grande que además del buen ejemplo debemos dejar huella en su alma tanto en los buenos como malos momentos de su vida.
Como seres humanos experimentamos miedos, dudas, por ello, cuando esto suceda tratemos de entrar a su mundo, escuchémoslos con atención, celebremos con ellos sus momentos especiales de modo especial, no hay como el amor para la clave en el desarrollo de nuestros hijos.
Joven adolescente, estas líneas también son para ti, para que sepas que aunque, probablemente un padre o madre no es lo que quieres tener como tu mejor amigo para platicar todo lo que te pasa, te inquieta o te gusta, sólo ten en cuenta que un padre siempre tendrá el mejor de los consejos para ti, cada que las dudas te acechen, que no sepas a donde dirigir tus pasos, que no tengas claro que decisión tomar con respecto a tu futuro o sencillamente no sabes que hacer, acércate a tus padres, que de ellos recibirás el más sublime de los consejos.
¡Disfruta tu adolescencia! Pasarás por situaciones que sacudirán tu vida una y otra vez, vendrán e irán muchas cosas y personas especiales en tu vida, disfruta de los buenos momentos y aprende también de los no tan buenos, se honesto sobre qué, cómo y quién eres, siempre se tú y amate.
Llegamos a este mundo a luchar y ser felices, en esta bella etapa que ahora vives de adolescencia te enfrentarás a desafíos y metas, es un tiempo maravilloso por el que todos los seres humanos pasamos, decidirás que hacer con tu vida, hasta hace poco tiempo esa era responsabilidad de tu padres, hoy, esa responsabilidad es tuya, procura que esa primera decisión sea disfrutar tu adolescencia en tiempo y forma.

Es inevitable pasar por esta fase de adolescencia, un día fuimos nosotros, ahora son nuestros hijos, comprobamos que no sabemos todo, ni podemos remediar todo, ser padre también es equivocarse, pero nos equivocamos con amor, se vale tener la sensación de que a veces no todo lo hacemos bien, los hijos no solo son nuestros, también son parte de esta bella naturaleza y hay que dejarlos volar.
Vivamos felices, hay que intentarlo un y otra vez, no importa cuántas veces lo intentes, lo que importa es que lo logres, jamás te abandones, nunca descuides tu alma y tu espíritu, mantente firme y solo espera el gozo de lo que obtendrás por haber luchado, todo esto está reservado para los que culminan sus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *