“En grande”

Dafne Rodríguez Estrada.

Si bien no me equivoco, todos en algún momento hemos aspirado a grandes cosas, hemos soñado con cosas que parecen imposibles, hemos fijado una meta tan grande que algunos días parecía imposible llegar a ella, inclusive, algunos todavía lo hacemos.
Respóndanse a sí mismos, cuando llegan a cumplir algo de lo que se proponen y al principio les parecía tan difícil, se les hacía que no iban a poder, que estaba demasiado lejos de la realidad, y cuando lo cumplieron ¿se dieron cuenta de que no era nada? ¿Qué en realidad cuando algo se desea tanto y si está en tus manos hacerlo realidad, no te pesa? Te parecerá imposible al principio y tal vez a la mitad del camino igual, pero al final estoy segura de que muchos se ponen a pensar y dicen “wow, definitivamente esto no fue nada y si lo fue, valió la pena”. Así es, si no te pones a prueba a ti mismo ¿cómo vas a saber de lo que eres capaz de lograr? ¿Cómo vas a saber de lo que eres capaz de imaginar? ¿Cómo vas a saber de lo que eres capaz?
Alguien alguna vez dijo que estaba mal soñar cosas grandes, tener metas que nunca iba a lograr, que aspirara a más, e hizo la siguiente pregunta “¿que pasara el día que no logres algo de lo que soñaste? ¿Qué pasará el día que no logres llegar a la meta? ¿Qué pasará cuando no logres lo que te propones?
Desde mi punto de vista, ¿saben que pasaría? Pues definitivamente no me rendiría, volvería al inicio de la carrera y así tuviera que correrla 10 veces más, lo haría, porque así cuando llegue el día en el que me proponga algo más grande que lo anterior me daría cuenta que depende de que tanto lo desee, de que tanto quiera conseguirlo, porque si se quisiera tanto no se dejaría ir tan fácil. Muchas veces han dicho “no me digas que cuando se quiere se puede, porque no sabes cuanto quiero y no puedo”, y exactamente, cuanta razón en esa frase, pero…
Querer y desear son dos cosas diferentes, que no solo basta con quererlo o desearlo, debes de hacer algo al respecto para tenerlo.
No permitan que alguien les ponga límites respecto a sus sueños, no permitan que alguien les diga que nunca van a llegar a la meta, no lo hagan, porque entonces cuando los escuchen, se estarán rindiendo y no habrá tenido mucho sentido el haber empezado la carrera.
Confíen en ustedes mismos, pónganse a prueba, sueñen en grande, consigan lo que tanto quieren, desean y anhelan, no se rindan, vayan más allá de lo que ya saben que pueden hacer y conseguir, expandan sus horizontes, propónganse cosas nuevas, y les aseguro que si de verdad intentan conseguirlo se van a sentir bien con ustedes mismos, se van a dar cuenta que todo está en sus manos y no en las de los demás… se van a dar cuenta de que soñar en grande es para personas que sueñan con ser más grandes de lo que ya son.
Se van a dar cuenta que “en grande” todo es mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *