A LA GENERACIÓN 2016-2019

Por: María Fernanda Rivera Ramírez

Se acaban los días de esta increíble experiencia, dejaste de ser un adolescente que aún no sabía lo que haría al salir de la preparatoria, a un joven con metas y objetivos más claros. Aquí conociste personas con diferentes formas de pensar y de ver el mundo, que a través de estos tres años se convirtieron en más que compañeros de clase, muchos de ellos se volvieron amigos y hasta nuevos hermanos en los que puedes confiar y hasta pedir ayuda cuando no entendías un tema o tenías problemas, en unos días cada uno tomará su propio camino y quizá ya no se frecuenten como ahora, sin embargo, las amistades que crearon aquí si son reales durarán para siempre.
Estás por graduarte de esta gran etapa donde más que conocimiento obtuviste muchas experiencias que te han enseñado a resolver problemas que te preparan para el futuro.
Te despides de tus maestros que por estos años procuraron por ti y tus compañeros, cada uno de ellos al pendiente y en busca de su éxito, siempre estando para apoyarte y no solo en el ámbito académico, estuvieron al tanto de ti cuando te encontrabas en algún problema y te tendieron sus brazos para ayúdate, son personas importantes que marcaron esta etapa.
Probablemente unos días vivías lleno de estrés, pero también hubo muchos otros en los que pudiste divertirte y llenar de nuevas anécdotas tu estancia en la preparatoria; esas materias que tanto te agobiaron, esos trabajos que te hicieron desvelarte y todas esas horas de estudio previo a tus exámenes han quedado atrás, ahora es momento de enfocarte en tu nueva meta la carrera universitaria.
Recuerda aquel momento en que tus padres te trajeron a hacer tu examen de admisión con la ilusión de verte salir de aquí y concluir esta etapa que ahora te lleva a una meta mucho mayor, saldrás a enfrentar el mundo y harás sentir orgullo a tus papás sabiendo que todo lo que han hecho por ti ha valido la pena, hazles saber que serás una persona exitosa.
No te rindas, pero en verdad nunca lo hagas, el mundo necesita personas con hambre de éxito, necesita personas que trabajen por un mundo mejor, y recuerda que lo importante no es cuanto conocimiento tengas, si no como lo empleas para el servicio de los demás.
Piensa que si has llegado hasta aquí puedes llegar mucho más lejos, no pierdas de visto todo lo que te has propuesto y no dejes ningún sueño atrás.
No olvides esta institución que los ha vitos crecer, que la escuela no los olvidará a ustedes como una generación pasada por sus aulas que los vio divertirse, pero también enfocarse en el estudio.
Muchas felicidades a los graduados de la generación 2016-2019.

No tengas miedo de renunciar a lo bueno para ir a por lo grandioso (John D. Rockefeller)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *