“Momento”

Por Denisse Ponce Fernández

La vida es un conjunto de momentos que empiezan y terminan constantemente, y si, es completamente la verdad.
Todo lo que nos rodea no es para siempre, lamentablemente en algún punto tiene que concluir. Los humanos no podemos notar con facilidad estos hechos, pues estamos tan acostumbrados a perder pequeñas cosas por algunas otras; pero… ¿qué pasa cuando estamos disfrutando de cada aspecto del momento y sabemos que debe que concluir?
No queremos que acabe nunca. Por ejemplo al comer un helado la sensación de sentir el conjunto de sabores, olores, texturas es algo que nos encanta y disfrutamos el proceso, pero al ver que queda solo un bocado para terminar lo prolongamos o disfrutamos ese último y nos mentalizamos para saber que el helado se acabará, pero en la tarde llegarás a tu casa y habrá pizza y ese será otro proceso.

Lo mismo pasa con las personas que nos rodean, no siempre estarás con la que está a tu lado derecho, tristemente tendrá que irse o tú lo harás y más adelante tal vez no encontrarás a nadie que iguale a aquella persona, pero encontrarás a más en tu camino, con las que te puedes recopilar más y más momentos que te llevarán a: odiar, querer o bien hasta amar a ellos

Tenemos que aprender que al final del día estamos solos, que ni las personas a las que más amas estarán ahí en todo tu existencia, que ese amigo con el que compartiste risas, lágrimas, regaños, gustos;en si casi toda tu vida, también tiene que acabar ese momento contigo. Que tengas que alejarte de tu familia para construir una tú o que simplemente pierdas a esa persona tan cercana que te vio crecer, te dio su amor, le diste tu amor, confiando en que nunca se iban a lastimar y que siempre estarían el uno para el otro.

Se acaba todo, se acaba y muchas veces no podemos prolongar la estancia de un compañero de vida, solo podemos mentalizarnos para saber que nos queda poco tiempo, disfrutar cada segundo que te queda con esa persona y demostrar que valió la pena tenerla aunque sea algunos años, meses, semanas, días, horas, minutos y hasta segundos.

Así es la vida y sabemos que no es fácil despedirnos pero tenemos que hacerlo.

Por favor no desperdicies tu tiempo y entrega todo el amor que tengas a todos los que amas, porque no sabes cuando será su último momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *