“A veces es más grande el miedo”

Comenzaré presentándome, mi nombre es Dafne Rodríguez Estrada, estoy cursando 2do semestre, voy en el grupo tres y tengo 15 años. Quiero platicarles un poco sobre qué es el miedo para mi…

A veces es más grande el miedo de perseguir nuestros sueños. A veces es más grande el miedo de expresar lo que sentimos. A veces es más grande el miedo de hablar. A veces es más grande el miedo de ser uno mismo. A veces es más grande el miedo de expresar nuestra opinión. Podría seguir con una lista tan larga, pero en realidad ¿es más grande el miedo? ¿Es más grande que tú, que yo? ¿Es más grande que tus ganas de hacer lo que te gusta por el resto de tu vida? ¿Es más grande el miedo que tus ganas de vivir?
Háganse una pregunta tan simple y tan complicada, si, las dos al mismo tiempo. ¿Están dispuestos a perder una oportunidad por miedo?
Hablo por muchos cuando digo que he dejado pasar más de una oportunidad por miedo a intentarlo, ya sea un trabajo, una oportunidad con esa chica o ese chico que te gusta, un concurso, etc. Son tantas las oportunidades que dejamos ir por miedo, son tantas las oportunidades que no volveremos a tener, si, muchas veces llega algo mejor, llegará otra chica, llegará otro chico, llegará un nuevo trabajo, llegará otro concurso, pero nunca llegará uno igual.
Las decisiones que hemos tomado día a día nos han llevado hasta donde estamos el día de hoy. Dicen que los jóvenes no estamos listos para tomar cierto tipo de decisiones pero en realidad ¿quién si lo está?, las decisiones comienzan desde que decides que juguete vas a pedirle a los reyes magos, hasta que color de pintura quieres para ese departamento que acabas de comprar.
A veces nos enfocamos en el que dirán las personas y olvidamos lo que realmente queremos nosotros. Desde mi perspectiva las personas (me incluyo) tienen miedo de intentar cosas nuevas por miedo a la opinión de otros, creo que es ahí cuando el miedo es más grande que nosotros.
Quiero que se hagan otra pregunta, ¿cuantas veces quisieron realmente algo y no lo hicieron solo por evitar ser juzgados por terceros, por experimentar cosas nuevas, etc?
Que aviente la primera piedra el que no lo haya hecho.
Terminaré diciendo que oportunidades, amigos, chicos o chicas que nos gustan, etc, nunca volverán, porque como todo en la vida solo sucede una vez. Me gustaría invitarlos a que comiencen a pensar en ustedes mismos, en las ganas que tienen de intentar algo, de probarse y de ver qué tan lejos pueden llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *