La corrupción en México

La corrupción en México.

Por: Juan Pablo Hernández Estrada.

Todos los días, vemos en los diversos medios de comunicación noticias sobre corrupción en nuestro país, pero está tan normalizado que ya no nos asombra, sin embargo, al analizar los datos, deberíamos sentirnos avergonzados.
De acuerdo con lo que señala el Índice de Percepción de la Corrupción, México empeoró en un punto respecto al año anterior, alcanzando la posición 135 entre los 180 países evaluados en materia de anticorrupción.
Somos un país con 30 millones de habitantes y más de 8 millones, son burócratas. Estados Unidos, un país con más de 328 mil habitantes (dato del 2017), cuenta solamente con 5.5 millones de burócratas. Lo que me ha puesto a reflexionar, ¿es mejor la cantidad o la calidad?
Para que quede más claro, explico: por cada peso presupuestal, entre 23 y 25 centavos se destinan al pago de la nómina burocrática, eso sin contar el pago al ejército, ni los bonos, ni sobresueldos, viáticos, ni los desvíos descarados de dinero que hacen los altos funcionarios públicos.
Dimensionemos y entendamos un poco la situación del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte. Son muchos los delitos que cometió, sin embargo, todos conocemos el desvío de 35 mil millones de pesos.
Si eres fanático del fútbol, podrías contratar por 27 años seguidos a Lionel Messi, quien gana 60 millones de euros al año, o a Cristiano Ronaldo por 32 años, quien gana 54 millones de euros al año.
Para los fanáticos de la marca Apple, podrías comprar un poco menos de un millón y medio de iPhone X.
O si eres fanático del pop, podrías contratar a Madona mil 800 veces para un concierto privado, ya que se estima que ella cobra 1 millón de dólares por evento.
Y así, hay muchos políticos que se han enriquecido descaradamente del dinero público.
Compadrazgos, nepotismo, o simplemente, desvío de recursos públicos han creado y normalizado la corrupción en México. Yo no quiero que me roben otras nuevas personas, yo quiero que el dinero público sea utilizado justamente.
La corrupción y la impunidad nos tienen en un hoyo como nación desde hace muchos años, generando inseguridad, pobreza, falta de crecimiento y de oportunidades.
El análisis del problema es obligado, mañana será otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *