La política desde los jóvenes

Carlos David Pescador Chávez
La política desde los jóvenes.

“La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”.
Charles Bukowsky
Entender el concepto de “Política” no es sencillo, somos animales políticos por naturaleza, ya lo decía el filósofo Aristóteles en su libro “La Política”. En la actualidad la política a nivel mundial me atrevería a decir está totalmente desprestigiada por las acciones corruptas, los intereses particulares y la búsqueda del poder.
Los políticos deben recordar que los puestos son pasajeros, nunca olvidar quienes confiaron en ellos, como joven me interesa la problemática que existe dentro del país de México, ser político es algo que realizamos todos los días, por ello me atrevo a contar mi experiencia dentro de los partidos políticos. Fue algo nuevo y decepcionante, conocí lo que es hacer un equipo con más jóvenes que defenderían a un mismo candidato, pero también pude notar la falta de ética (moral) por parte de la gente mayor. Mi pregunta es… si no iniciamos desde jóvenes, en qué momento se lograra el obtener la famosa “Experiencia”.
Vivimos en un país donde las personas mayores creen que los jóvenes no podemos participar en la toma de decisiones, siendo joven no puedes dar una orden a la persona mayor. Los jóvenes (hombre y mujer) tenemos las mismas capacidades para poder levantar la mano y exigir que sea lo correcto, brinquemos ese miedo en poder alzar la voz con el respeto que se merece y con los fundamentos correspondientes.
Nuestra opinión también cuenta, basta de decir “¿Cómo un joven me va a decir que hacer?”, los adultos como los jóvenes podemos trabajar hombro a hombro, demostrando la madurez que cada uno posee y sobre todo la educación que tenemos desde nuestra familia. Invito a los demás jóvenes que expresen sus inquietudes, los Funcionarios Públicos su deber es atender las necesidades de la ciudadanía, no va enfocada solo a las personas mayores sino a toda la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *